Menú

martes, 23 de junio de 2015

Reseña Mrs London: MEMORIAS DE UNA GEISHA-Arthur Golden

¡Hola a todos duffynianos! Hoy os quiero hablar de un libro que leí estas Navidades. Aunque ha pasado mucho tiempo desde las fiestas de Navidad, no ha sido hasta ahora que he encontrado el tiempo suficiente para hablaros de él. Así que, allá vamos.






-Título: Memorias de una geisha
-Título original: Memoirs of a geisha
-Autor: Arthur Golden
-Nº de páginas: 522
-Editorial: SUMA
-Encuadernación: tapa blanda
-Precio: 19'5€




En Memorias de una geisha Arthur Golden abre una ventana al hermético y misterioso mundo de las geishas de Kyoto, donde la sensualidad y la belleza se dan la mano con la degradación y el sometimiento. Poco antes de su muerte, Sayuri relata a un amigo su atribulada y fascinante vida: cómo, desde una mísera infancia, llegó a convertirse en una de las geishas más famosas del Japón de entreguerras, un país en el que aún resonaban los ecos feudales y donde las tradiciones ancestrales empezaban a convivir con los modos del mundo moderno.





Memorias de una geisha nos cuenta la historia de Chiyo, una niña japonesa de ojos azules, que vive en un pueblo costero junto a su familia, en una pequeña casa destartalada. La madre de Chiyo se encuentra muy enferma, lo que altera por completo la vida de los otros miembros de la familia (Chiyo, su padre y su hermana Satsu). Un día, casi por casualidad, se cruza en la vida de la niña el señor Tanaka. Chiyo queda prendada del encanto de este hombre, que cambiará completamente el curso de su vida, al enviarlas a ella y a su hermana a Kyoto, con el objetivo de que se conviertan en geishas. Chiyo es obligada a trabajar en una okiya o casa de geishas, donde ejerce prácticamente de criada, y es objeto de la envidia y rabia de Hatsumono, la geisha de la okiya.
La historia comienza y está interesante. La pequeña Chiyo trata de abrirse paso entre la hostilidad de la okiya, lejos de sus seres queridos. En este punto de la historia, Chiyo me recordó enormemente a Chihiro, de la película El viaje de Chihiro que es, por cierto, una de mis películas preferidas.  Desde un primer momento, simpaticé con la niña, y sufrí con ella el muy injusto cambio que acababa de dar su vida. Aparentemente, ninguna persona de la okiya tiene más interés en ella que en cualquier otra criada, a pesar de que Chiyo fue enviada para convertirse en aprendiz de geisha. Y que decir de Hatsumono, que al ver en ella una posible rival, dedica todos sus esfuerzos a hacerle imposible la existencia.
No puedo más que aplaudir ante la fuerza de la niña con semejante panorama. Es con diferencia uno de mis personajes favoritos, aunque solo cuando es una niña. Los personajes evolucionan muchísimo a lo largo de todo el libro, ya que la historia abarca desde la infancia de Chiyo hasta su madurez. Es por eso que Chiyo es uno de mis personajes favoritos únicamente cuando es una niña, ya que el cambio que experimenta al crecer la convierte en una persona completamente diferente. Este es uno de los aspectos más destacables del libro, la evolución lógica de los personajes. Al final del libro es perfectamente visible el cambio que ha experimentado cada uno de ellos y es completamente lógico teniendo en cuenta los acontecimientos que han vivido. Chiyo crece a lo largo de la historia. Al final del libro ya no encontramos a esa niña que peleaba contra las circunstancias adversas, sino que tenemos a una mujer marcada por la experiencia de su vida, tanto para bien como para mal. Otro personaje muy destacable es Nobu, me gustó mucho la complejidad y profundidad psicológica que el autor consiguió darle.
El ritmo de la novela es muy rápido, no porque esté cargada de acción, sino por que constantemente están sucediendo cosas, por lo que no cuenta con tediosas partes de relleno.
La ambientación es simplemente increíble, por supuesto. Es muy interesante también la gran cantidad de detalles sobre la cultura japonesa que vemos en la historia. Llegados a este punto, he de hacer una anotación, el autor no refleja fielmente la vida de las geishas, de hecho, este libro fue muy controvertido, ya que la geisha que colaboró con el autor le demandó por difamar a las geishas. El autor confunde a las geishas con las oiran, prostitutas de lujo. Si bien, es cierto que ni siquiera en la sociedad japonesa resulta muy conocido el papel de la geisha, por lo que debemos leer este libro sin considerarlo una fiel novela histórica.
El estilo del autor es curioso, ya que tratá de alcanzar el estilo poético japonés.
El final es, por desgracia, y al menos en mi opinión, el peor aspecto de la trama. Es lógico, sí, el final que se esperaba, también, el que todos querían, por supuesto; pero no es el que yo quería. No quiero desvelar de quién se trata, pero os diré que un personaje es tratado muy injustamente al final de la historia. Considero que este sufrimiento fue completamente innecesario, una completa crueldad por parte de Chiyo, y el principal motivo por el que no me cae bien al ser adulta. Realmente sentí mucha rabia al final del libro, muchos me dirán que se trata de un final bonito y perfecto. Yo les digo que me pareció injusto y cruel, se jugó con los sentimientos de una persona que no lo merecía.









sábado, 13 de junio de 2015

JURASSIC WORLD

¡Hola a todos duffynianos! Hoy inauguramos una nueva sección del blog, como os habreis imaginado por el título, en ella haremos reseñas de películas y para comenzarla con buen pie os traemos la reseña de la recién estrenada Jurassic World, cuarta entrega de la saga Jurassic Park.



La historia de esta película se sitúa, aparentemente, algunas décadas después del cierre de Jurassic Park, en  Jurassic World, un nuevo parque de similares características al anterior, pero con una diferencia: los dinosaurios son modificados genéticamente para obtener nuevas especies que atraigan al público. 
El Indominus Rex, última creación del parque, parece ser un total éxito: más grande, con más dientes, más inteligente y  con un aspecto más terrorífico, el dinosaurio definitivo; hasta que su propia obra se vuelve en su contra.
He de decir que tengo sentimientos contradictorios respecto a esta película. Por una parte, Jurassic World presenta unos increíbles efectos, el realismo de los dinosaurios es realmente excepcional, provocando auténtica tensión en algunos momentos. Esto es un gran punto a su favor, ya que, evidentemente, una película de dinosaurios debe tener unos buenos dinosaurios que se coman a una gran cantidad de personajes, si no, la película carecería de sentido. En este sentido, Jurassic World ha cumplido completamente con su cometido. Otro punto destacable es la premisa de la que parte, un dinosaurio prácticamente indestructible, que mata por lo que parece pura diversión, más inteligente que cualquier dinosaurio hasta el momento...una idea que, en mi opinión, da mucho juego a la historia. También me gustó el hecho de que las víctimas de esta máquina de matar producto de la modificación genética no fueran únicamente visitantes anónimos del parque, si no también algún que otro personaje de mayor o menor importancia.
El personaje más destacable es Owen, el protagonista masculino, decidido, fuerte, dispuesto y con sentido común, cosa de la que la protagonista carece.
El hecho de que la película plantee dilemas morales como la modificación genética o los derechos de cualquier ser vivo, es realmente interesante y le da una mayor profundidad a la trama
Pero por otra parte, la película presenta algunos errores, que chocan con el realismo conseguido gracias a esos fantásticos dinosaurios, sin ir más lejos, la protagonista pasa toda la película subida a unos tacones mientras corre delante de dinosaurios. Es evidente que una película de estas características no necesita mostrar realismo, ya que no es un reflejo de la realidad, sin embargo, hubo algunos detalles que no me terminaron de convencer.
El final me pareció un tanto contradictorio, cerrado y abierto al mismo tiempo, y un tanto surrealista. Parece ser que se hará una segunda película de Jurassic World, lo que explica los cabos sueltos del final y ha hecho que tenga una mejor opinión de este, ya que me sentí un tanto decepcionada por el hecho de que no se resolvieran todos los problemas planteados en la trama. 
De todas formas, es en definitiva una película que se disfruta y que no os podéis perder si os gustan los dinosaurios y que probablemente os gustará aunque no seáis grandes fans de estos.

Lo mejor:  los dinosaurios y la acción
Lo peor: la poca credibilidad de algunos sucesos


Me es difícil puntuarla pero, en principio, entre el 6'5 y el 7











jueves, 4 de junio de 2015

Reseña Mrs London: LA MÚSICA DEL SILENCIO-Patrick Rothfuss

¡Hola a todos duffynianos! Temo que otra vez debemos pedir disculpas por nuestra falta de actividad, hemos estado realmente ocupadas, pero ahora que tenemos tiempo libre prometemos trar mucho más contenido. Así que, sin más dilación, ¡dentro reseña!










-Título: La música del silencio
-Título original: The slow regard of silent things
-Autor: Patrick Rothfuss
-Saga: Historia independiente dentro de la trilogía Crónica del asesino de reyes (El nombre del viento, El temor de un hombre sabio)
-Editorial: Plaza & Janés
-Nº de páginas: 160
-Precio: 12'90€








Es difícil tratar de describir este libro. El propio autor lo advierte en el prólogo, no es un libro para todos los lectores, no todos los que adoraron los dos primeros libros de la trilogía iban a disfrutarlo. Es por eso, que si sois seguidores de la trilogía y buscáis en este libro la acción y aventura de El nombre del viento y El temor de un hombre sabio, os digo desde ya que os vais a sentir decepcionados.

Este libro no sigue la historia de Kvothe sino que nos cuenta la historia de Auri, uno de los personajes más enigmáticos y mágicos de la trilogía y uno de los personajes que más me cautivó a mi. 
Auri se prepara para la llegada en siete días de quién deducimos que se trata de Kvothe y está tratando de encontrar un regalo perfecto para él. A partir de esta premisa, Rothfuss nos describe el mundo y la vida de Auri, abriéndonos la puerta a la Subrealidad, el extraño mundo de Auri, situado debajo de la Universidad, lleno de túneles y estancias misteriosas, y a la forma de vida de Auri, estrechamente unida a los objetos que la rodean.


Lo primero que he de destacar del libro es la inmensa profundidad del mundo creado por Rothfuss, pues dentro del inmenso mundo en su trilogía, ha sido capaz de crear otro realmente complejo , fascinante y enigmático como es la Subrealidad. Una prueba de su  complejidad es la gran cantidad de preguntas que nos quedan al final del libro, aún cuando Rothfuss nos la describe a lo largo de todas las páginas de la novela. Es, además, con diferencia, uno de los mundos más originales que he visto, tanto en libros, como en películas, animes...
La profundidad de los personajes es realmente notable. Me ha encantado conocer más a Auri, y le he cogido mucho cariño, hasta el punto de convertirse en uno de mis personajes favoritos. Es un personaje de gran profundidad psicológica y su vida está completamente rodeada de misterio. A lo largo de la historia, Rothfuss deja caer algunos detalles que no hacen sino aumentar nuestra curiosidad y provocan que nos hagamos constantes conjeturas sobre el pasado de Auri. Respecto al resto de personajes, son quizá uno de los aspectos más curiosos y originales de la novela, ya que se trata de objetos que, a los ojos de Auri, adquieren personalidades humanas. Auri invierte los días en buscar el lugar perfecto para cada objeto, tratándolos a todos con inmensa delicadeza ya que considera que todos ellos poseen sentimientos y personalidades diferentes. La magia con la que esto se nos plantea provoca que finalmente veamos a los objetos del mismo modo que Auri y nos parezcan personajes tan válidos como si de personas se tratara.

El estilo de escritura de Patrick Rothfuss es realmente increíble y resulta incluso poético, lo que dota a la narración de un aire mágico que atrapa al lector y lo introduce de lleno en la historia. La novela carece completamente de diálogos y, aún así, es capaz de transmitir muchísimas emociones. Provocándonos angustia en algunos momentos, enfado e indignación ante algunas situaciones que padece Auri y, al mismo tiempo, nos deja una sonrisa en la boca ante la ternura y dedicación de Auri. Esto resulta increíble teniendo en cuenta el carácter de los acontecimientos que se nos narran, lo que demuestra la enorme maestría de Patrick Rothfuss, capaz de dotar de magia y emoción a acciones tales como fabricar jabón.

En definitiva, un libro imprescindible si no tenéis miedo de las historias que se salen de lo habitual, si os apasiona la magia de lo cotidiano, si queréis saber un poco más de Auri y de la Subrealidad y si queréis volver a encontraros con la pluma de Patrick Rothfuss, autor que no puedo dejar de recomendaros en cuanto a fantasía épica adulta se refiere. La música del silencio se ha convertido en uno de mis libros favoritos, junto con las dos primeras partes de la trilogía Crónica del asesino de reyes.






Estas son algunas de mis citas preferidas de la novela:

"El Doce era uno de los pocos lugares cambiantes de la Subrealidad. Era lo bastante listo para conocerse a sí mismo, lo bastante valiente para ser él mismo y lo bastante insensato para cambiarse a si mismo y, al mismo tiempo, seguir manteniéndose auténtico"


"Era muy dulce. Una campana silenciosa que transmitía amor. Mientras Auri lo llevaba de un lado para otro, el engranaje cantaba a través de sus dedos sobre las respuestas secretas que contenía"


"Auri buscó su nombre y ni siquiera lo vio parpadear. Estaba completamente hueca. Todo estaba hueco. Todo era todo. Todo era todo lo demás. Incluso allí, en el lugar más perfecto. Auri necesitaba."


"Arreglabas lo que se había roto. Prestabas atención a las cosas que encontrabas torcidas. Y confiabas en que el mundo, a cambio, te ofreciera la oportunidad de comer. Era la única forma correcta de actuar. Todo lo demás era orgullo y vanidad"


"Auri observó cómo se derretía la cera y asintió con la cabeza. Era una cosa somnolienta. Llena de dulzura otoñal, diligencia y recompensa merecida. Las campanas tampoco estaban de más. No había nada en ella que Auri no deseara para él"


"¿No sería terrible vivir rodeada de la descarnada y cruda vacuidad de las cosas que, sencillamente, bastaban para algo?"









Mi puntuación para este libro es un 5/5, y os puedo asegurar que si pudiera le daría más puntuación, porque de verdad la merece. Hay autores que sienten miedo de decepcionar a sus lectores con historias que no sean comerciales, Patrick Rothfuss no ha sido así y si bien tuvo sus dudas, nos ha ofrecido una pequeña obra de arte.